Purim: No Es Una Coincidencia!

//Purim: No Es Una Coincidencia!

[Me gustaría dar crédito al autor del siguiente mensaje de Purim, pero no puedo recordar quien originalmente lo dio! Sea quien sea, le pido que no se ofenda porque es reproducido para los lectores de la revista de Shema, para que más personas puedan beneficiarse de sus ideas. Son demasiado buenas para no ser más ampliamente distribuido! Rabino Loren]

La Meguilá (Rollo) de Ester relata la historia de la salvación del pueblo judío en la época de los Persas de una manera única y singular, porque no hay ninguna mención de Dios en la historia! No encontrará su nombre en ninguna parte de este libro de la Biblia! Aunque el rey Persa Asuero se menciona 190 veces en los 167 versos de la Meguilá, Dios no se menciona ni una sola vez! Además, aunque el Libro de Ester está lleno de crisis y peligro para Israel, no hay referencias de Jerusalén, el Templo, los sacrificios, la Torá, el Pacto, la oración, el amor o el perdón. La falta de cualquier referencia a Dios, Sus instituciones de adoración, o casi cualquier actividad religiosa, ha llevado a muchos pensadores judíos y cristianos a la pregunta de si la Meguilá de Ester debió haber sido incluido en la Biblia. Pero Dios está allí! Su presencia se percibe a través de una serie de “coincidencias” y supuestos “sucesos al azar” que se unen para formar un gran proyecto que sólo podía proceder de un Gran Diseñador. De hecho, Purim es el nombre de uno de estos acontecimientos aparentemente hechos al azar. La palabra Purim viene de la palabra, pur, o suerte. El  nombre de la fiesta se deriva del hecho de que Amán hecho suertes para determinar cuando el debía destruir al pueblo judío. Descubrió, al igual que tantos otros, que no hay tiempo oportuno para odiar a los hombres que Dios ama!

Desafortunadamente, hay muchas personas que creen, como hizo Amán, que la vida está determinada por la suerte, por casualidad, por la fuerza de la voluntad humana, o por medio de una combinación de todo ello. Ellos se desean unos a otros “buena suerte”, o hablan de echar “suertes”, o la buena fortuna “sonriéndoles” a ellos. Pero las Sagradas Escrituras enseñan que las circunstancias de la vida no son producto de la suerte o fortuna. Más bien, enseñan que el Dios de Israel está en control de todo, hasta de los acontecimientos aparentemente hechos al azar en la vida.   Proverbios 16:33 expresa esta verdad cuando dice: “La suerte se echa en el regazo, pero el veredicto es de parte del Señor.”

No hay espacio en una cosmovisión bíblica para las ideas “paganas” del azar, la fortuna, por accidente o la suerte. Pase lo que pase a cualquier persona viene a nosotros por voluntad divina. Incluso aquellos eventos que parecen ser hechos al azar o que son casuales, en realidad, son dirigidos y determinados por la voluntad, consejo, plan y propósito de Dios. Nada sucede por casualidad, ni es cualquier evento determinado por la fortuna o por accidente.

¿Era realmente una coincidencia que Ester, una reina de belleza intercasada quien oculto su identidad judía de todo el mundo, incluyendo a su propio esposo gentil, se encontrara en la posición única en la cual ella logro descubrir un plan malvado hecho para destruir a su pueblo? La pregunta de su primo Mardoqueo da una pista a la respuesta: “¿Quién sabe si tu hayas alcanzado realeza para un momento como este?” Está claro que no es casualidad que una joven judía desconocida debió convertirse en la reina de Persia, el imperio más poderoso de la Tierra, y en el momento justo. Dios programo sus circunstancias muy inusuales, y en el momento crítico que ella aceptó su situación difícil con valentía estaba dispuesta a revelar su identidad judía y arriesgar su vida a fin de efectuar la reversión del destino de Israel. Al igual que Ester, algunos de nosotros nos hemos encontrado en circunstancias desagradables, dolorosas o difíciles fuera de nuestro control. Pero a diferencia de la buena reina Ester, a menudo nuestra inclinación natural es tratar de encontrar una salida a estas circunstancias. A veces, cuando eso no es posible, nos enojamos o nos amargamos. La historia de Purim nos desafía a responder de manera diferente. No creas por un minuto que las circunstancias en tu vida son una mera coincidencia, o que simplemente son cosas de la vida. Es muy posible que El Dios Omnisciente haya ordenado las circunstancias para lograr sus grandes propósitos. A pesar de que no podemos ver su mano trabajar, debemos ser fieles y valientes y mirar hacia Él para llevar a cabo sus propósitos a través de nosotros.

Otro ejemplo de una aparente coincidencia que no es casualidad, implica un caso de insomnio. La noche anterior cuando el primer ministro Amán planeaba matar a Mardoqueo, el rey de Persia no podía dormir. Entonces pidió los registros reales para que se los leyeran, y “paso” que se encontró en la sección que describe cómo en un tiempo anterior, Mardoqueo salvó la vida del rey cuando descubrió un complot de asesinato por parte de algunos de los funcionarios del rey. Cuando Mardoqueo se enteró del complot para matar al rey, él podría haber dicho: “Este no es mi problema.” ¿Por qué arriesgar mi cuello por este goy (gentil)? No me gusta en particular este rey ni lo respeto. Esto no es mi problema. “Sin embargo, Mardoqueo hizo lo más honorable, y leal con valentía. Él reveló la conspiración y la vida del rey se salvó. Sin embargo, Mardoqueo no había sido recompensado por esta buena acción. Pero en el momento crítico, la noche anterior cuando Amán había planeado matar a Mardoqueo, la atención del rey, había sido atraída justamente en una sección en particular de los registros reales, y esa noche la valentía de Mardoqueo fue recompensada. El rey promovió a Mardoqueo, y al día siguiente, el mismo día en que Amán había planeado matar a Mardoqueo, se vio obligado a honrar a Mardoqueo en lugar suyo, él lo llevó por las calles de la capital como un héroe. ¿Coincidencia? ¡No! Si bien parecía que la buena acción de Mardoqueo no había sido recompensada al principio, eso era parte del plan de Dios de liberar no sólo a Mardoqueo, sino a todo el pueblo judío!

Al igual que Mardoqueo, debemos optar por hacer lo correcto en cada circunstancia. Nunca se puede justificar la indiferencia ante los peligros de los que nos rodean o destituirlos como “un problema ajeno.” Fue precisamente ese tipo de pensamiento que permitió a Hitler para perpetrar sus crímenes horribles en la Alemania nazi y en toda Europa. Cuando usted se encuentra ante una situación difícil, una de las pruebas de la vida, es creer que Dios no está en control – Él está en control. Aun cuando no vemos la mano de Dios trabajando de manera evidente, todavía podemos tener la seguridad de su soberanía sutil. Somos conscientes de que Él es el Señor de todo, con toda autoridad en el Cielo y en la Tierra, y podemos confiar en El para elaborar su perfecta voluntad en nuestras vidas.

Recuerde que el Todopoderoso utilizo una joven judía hermosa, y tímida que se casó con un gentil, la cual ocultó su identidad, para lograr la salvación de su pueblo. El todo Sabio-también organizó un caso de insomnio para lograr la liberación de Israel y la destrucción de sus enemigos. ¿Quién sabe qué circunstancias Dios puede usar en nuestras vidas? A veces nuestra vida parece como un rompecabezas gigante. A veces las piezas se unen terriblemente lento, y no tenemos un sentido de la visión global todavía. A veces nos sentimos tentados a deshacernos de las piezas que no parecen encajar en el tipo de imagen que queremos diseñar para nosotros mismos. Pero puede ser esas piezas aparentemente indeseables que se nos presenta como las grandes oportunidades de Dios para nosotros que completarán nuestra vida, y reúne todas las piezas del rompecabezas. En lugar de ignorar los eventos como coincidencia, al saber quién es El Dios de nuestra salvación, y teniendo confianza en Él y en Su Palabra, podemos reconocer sus designios. En lugar de despreciar nuestras circunstancias difíciles, podemos buscar las oportunidades únicas que estas dificultades nos pueden presentar para cumplir los propósitos de Dios.

Purim nos enseña que todo lo podemos enfrentar, si pedimos el valor de confiar y obedecer a Dios, sin importar las circunstancias, Su Señoría, Su soberanía, Su control de todas las cosas, Su plan y Sus propósitos causan que todas las cosas trabajen juntas para nuestro bien, y lleguen a ser evidentes. Vamos a ser capaces de regocijarnos en el amor y el cuidado de las obras del Dios invisible, a quien nadie ha visto, pero que ahora ha sido revelado a través de Yeshua el Mesías! El verdadero héroe de la Meguilá no es Ester o Mardoqueo, pero el Dios invisible, que trabaja detrás de las escenas, el cual uso a hombres y mujeres ordinarios, y dispuestos como Mardoqueo y Ester para preservar al pueblo judío contra todas las “probabilidades”. A lo largo de las generaciones, individuos tales como Amán, Herodes, Hitler y Hussein albergaron esperanzas de inspiración satánica de aniquilar al pueblo judío. Pero El Soberano Señor del universo que estuvo trabajando detrás de las escenas  demostró su fidelidad una y otra vez. Él no permitirá que su pueblo sea destruido, frustrados sus planes, ni sus consejos volcados. Y eso no es una coincidencia!

By |2017-01-30T21:44:42+00:00December 13th, 2012|Categories: Spanish|Tags: |Comments Off on Purim: No Es Una Coincidencia!

About the Author:

Rabbi Loren Jacobs is the senior rabbi and founder of “Congregation Shema Yisrael” (which means “Hear O Israel”). Congregation Shema Yisrael is a Messianic synagogue which was started in 1986 when Rabbi Loren and his wife Martha moved to Michigan to proclaim the Good News about the Messiah to the Jewish people living in the metro Detroit area.Rabbi Loren was raised in a Jewish home in the Chicago area, and became a Messianic Jew in 1975. He graduated from Moody Bible Institute’s Jewish Studies program in 1979 and received a Bachelor’s degree in Biblical Literature from Northeastern Bible College in New Jersey in 1986. His wife Martha is a fifth generation Messianic Jew, which is quite unusual. They have two adult children and two grandchildren.