14 Verdades Que Todos Deberian Saber Acerca De Israel

//14 Verdades Que Todos Deberian Saber Acerca De Israel

Dos pueblos reclaman el mismo pedazo de tierra en el Medio Oriente, ¿Qué tierra es esta? ¿Quién posee el título de propiedad? ¿Israel o los Palestinos? ¿Ambos pueblos? ¿Quién tiene el derecho a decidir a quién pertenece la tierra? ¿Israel? ¿Los Estados Unidos? ¿Las Naciones Unidas? ¿Cómo podemos decidir? ¿Por ocupación? ¿Por Guerra? ¿Por lo que la historia reclama?

Cuando la Palabra de Dios habla con autoridad, esto se convierte en la última Palabra. Dios tiene mucho que decir acerca de la tierra y de los hijos de Israel en su revelación sobrenatural: La Biblia.

UN PUEBLO ESCOGIDO PARA SER TESTIGO

El creador de todas las cosas, escogió a la nación de Israel para ser un pueblo único que seria testigo de Su verdad. “Porque tú eres pueblo santo para el Señor tu Dios. El Señor tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, mas que todos los pueblos que están sobre la tierra.” (Deuteronomio 7:6) Fuimos escogidos para ser testigos de la verdad de Dios en un mundo que se ha separado de Dios. “Ustedes son mis testigos, dice el Señor, y mi siervo a quien yo escogí, para que me conozcan y me crean, y me entiendan que Yo soy. Antes de mi no fue formado Dios, ni lo habrá después de mí. Yo, Yo el Señor, y fuera de mi no hay quien salve.” (Isaías 43:10-11) El Pueblo judío fue escogido parademostrarle al mundo que había un solo Dios Vivo y Verdadero. Le hemos enseñado al mundo que este ser supremo no es una fuerza impersonal. El no es un poder superior vago que hizo el Universo y luego lo dejo moverse por sí mismo. Dios es una persona, y el desea entrar en una relación personal con hombres y mujeres. El Dios de Israel es el Salvador que desea ayudar a Judíos y Gentiles, hombres y mujeres, ricos y pobres a evitar la segura destrucción que estamos enfrentando. El pueblo de Israel, fue diseñado para ser testigo a todas las naciones que Dios desea que la humanidad se vuelva a el y venga al conocimiento de su verdad que lo salvará. Si nosotros, el pueblo escogido fuéramos fieles a nuestro llamado, Dios promete bendecirnos sobre todas las naciones, para que las naciones sepan que el Dios de Israel es el verdadero Dios. Pero si somos desobedientes a nuestro llamado, el Señor nos promete un castigo severo para que las naciones del mundo sepan que es una cosa horrible desobedecer al Dios de Israel. De cualquier forma, por nuestra obediencia o desobediencia, el pueblo escogido debe ser testigo al mundo de que el Dios de Israel será reconocido.

LA TIERRA ESCOGIDA

Ser la nación escogida, significa estar unido a la tierra escogida. Dios nos dio la Eretz Yisrael (Tierra de Israel) que esta estratégicamente localizada en el centro del mundo. “Esta es Jerusalén, la puse en medio de las naciones y de las tierras alrededor de ella.” (Ezequiel 5:5) La tierra de Israel, es el puente que conecta los continentes de Europa, Africa y Asia. Debido a su céntrica localización, los judíos tienen amplia exposición a todas las naciones del mundo. Es importante que todos sepan 14 verdades acerca de esta tierra especial.

Verdad # 1. La tierra de Israel pertenece a Dios. “La tierra es mía; pues vosotros forasteros y extranjeros sois para conmigo.”( Levítico 25:23)Ya que la tierra de Israel le pertenece a Dios, puede dársela a quien él desee.

Verdad #2. La tierra de Israel fue dada por Dios a losa los descendientes de Abraham. Dios se apareció a Abraham y le dijo: “A ti y a tus descendientes daré esta tierra (Génesis 12:7) El Dios Vivo, mas adelante le diría a Abraham: “Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y a tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.”(Génesis 17: 7-8)

Verdad # 3. Aún a pesar de que Abraham tuvo muchos hijos, la tierra de Israel no fue dada a Ismael, o cualquiera de los otros hijos de Abraham, solo a Isaac. Abraham le dijo a Dios: “Ojalá Ismael viva delante de ti. Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con el como pacto perpetuo para sus descendientes después de el”. Génesis 17:18-19 Dios rechazó la petición de Abraham de que Ismael fuera el heredero del pacto, y señaló a Isaac en vez de a el. Años después, el Señor se apareció a Isaac y le dijo: “Habita como forastero en esta tierra, y estaré contigo, y te bendeciré; porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre. Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente” Génesis 26:3-4. Sabiendo que Isaac sería el heredero del pacto, que incluía la tierra de Israel, Abraham dio todo lo que poseía a Isaac. El dio regalos a sus otros hijos, pero él los envió a ellos fuera a las tierras del este, no quería que los herederos del pacto tuvieran rivalidad sobre la tierra de Israel con sus otros hermanos. (Génesis 25.5-6)

Verdad #4. Aunque Isaac tuvo dos hijos, Jacob y Esaú, la tierra no fue dada a Esaú, sino a Jacob. Una noche Jacob tuvo un sueño mientras huía de su hermano Esaú. En su sueño, el Señor le decía: “ Yo soy el Señor, el Dios de tu Padre Abrham, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia. Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente. (Génesis 28: 13-14) Mas adelante, Dios se apareció a Jacob y le dijo: “ la tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la daré a ti, y a tu descendencia después de ti daré la tierra.” (Génesis 35: 11-12) Esta promesa, otorga la tierra de Israel para los descendientes de Jacob, la gente judía de hoy.

Verdad # 5. No existen dudas acerca de las fronteras dadas a Israel porque están descritas para nosotros en detalle en las Sagradas Escrituras. El Señor le dijo a Abram antes que Lot se separara de el, “.. Alza tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre. Y haré de tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré.” (Génesis 13: 14-17) Dios hizo un pacto con Abraham diciendo: “ A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates, la tierra de los ceneos, los cenezeos, los admoneos, los heteos, los ferezeos, los rafaítas, los amorrreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos.” (Génesis 15: 18-21) “Y fijaré tus límites desde el mar rojo hasta el mar de los filisteos, y desde el desierto hasta el mar de los filisteos, y desde el desierto hasta el Eufrates; porque pondré en tus manos a los moradores de la tierra, y tu los echarás de delante de ti.” (Exodo 23:31) Acerca de esto, debemos concluir que la tierra de Israel en su totalidad, incluyendo Judea y Samaria, (El llamado “Márgen Occidental” o “West Bank”), Gaza, las Alturas del Golán y toda Jerusalén, ha sido dada por el Dios de Israel a los hijos de Israel en perpetuidad. Nosotros y solamente nosotros hemos recibido el título de propiedad de la Tierra de Israel como una herencia permanente del Señor. Ningún gobierno humano o gobiernos tienen el derecho o autoridad de ceder porciones de la tierra de Israel a nadie más.

Verdad # 6. En adición al pacto eterno (que incluye la tierra), mas de 40 veces las sagradas escrituras mencionan el hecho de que Dios vigila la promesa dada al pueblo judío acerca de esta tierra. He aquí un ejemplo. “Se acordó para siempre de su pacto, de la palabra que mandó para mil generaciones, la cual concretó con Abraham, y de su juramento a Isaac. La estableció a Jacob por decreto, a Israel por pacto sempiterno, diciendo: A ti te daré la tierra de Canaán como porción de vuestra heredad. (Salmo 105: 8-11) No existe ningún otro pasaje en el cual sean usadas tantas palabras para describir su inexorable promesa hacia Israel: Pacto, palabra, concretó, juramentó, estableció por mando para mil generaciones, estatuto, pacto eterno. Una persona tiene que ser demasiado parcial para no entender que Dios esta asegurando al pueblo judío un derecho perpetuo sobre la tierra de Israel en el lenguaje más contundente que existe. Es absolutamente imposible para Dios romper su promesa. (Ver Hebreos 6:16-18)

Verdad #7. El pecado, la desobediencia y el exilio de Israel, nunca anularon el pacto de Dios con su pueblo escogido, ni tampoco abrogaron nuestro derecho a la tierra de Israel. Nuestro exilio de la tierra será solo temporal. “Y con todo esto, estando ellos en la tierra de sus enemigos, yo no los desecharé, ni los abominaré para consumirlos, invalidando mi pacto con ellos; porque yo soy el Señor su Dios. Antes me acordaré de ellos por el pacto antiguo, cuando los saque de la tierra de Egipto a los ojos de las naciones, para ser su Dios. Yo el Señor.” (Levítico 26: 44-45) Moisés específicamente profetizó que experimentaríamos un tiempo de obediencia y bendición en la tierra prometida, seguida por un período de desobediencia temporal y exilio de la tierra, seguido por una restauración espiritual hacia Dios y una restauración física hacia la tierra prometida. “ Sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y te arrepintieres en medio de todas las naciones adonde te hubiere arrojado el Señor tu Dios, y te convirtieres al Señor tu Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tu y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, entonces el Señor hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido el

 Señor tu Dios. Aún cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá el Señor tu Dios, y de allá te tomará; y te hará volver el Señor tu Dios a la tierra que heredaron tus padres, y será tuya; y te hará bien, y te multiplicará mas que a tus padres” ( Deuteronomio 30: 1-5) No es coincidencia que después de dos mil años de exilio, el pueblo judío esta siendo restaurado a la tierra prometida que nuestros padres poseyeron, y simultáneamente la restauración espiritual del movimiento Judío Mesiánico está creciendo. Sabiendo que Dios no romperá su pacto con los hijos de Israel, aún a pesar de nuestros pecados, debemos asegurárselo a cada cristiano. Si Dios rompe su pacto con el pueblo Judío (Incluyendo la tierra de Israel) debido a nuestros pecados, entonces, ¿qué sucedería con mas de 19 siglos de historia cristiana? Es verdad que ha habido un remanente fiel en la Iglesia, así como también siempre ha habido un remanente fiel de verdaderos creyentes en Israel, pero también ha habido una interminable sucesión de antisemitismo, herejía, apostasía, codicia, inmoralidad, divisiones y una interminable lucha por el poder y la prominencia en la iglesia visible. Cristianos profesantes han dado la orden a seguidores cristianos de torturar y dar muerte en el nombre de Cristo. Si Dios puede anular su pacto con Israel, entonces él puede fácilmente anular su pacto con la Iglesia. Pero el Dios fiel nunca romperá ninguno de sus pactos con Israel o con la Iglesia.

Verdad # 8. En su palabra profética, Dios prometio reunirnos en “nuestra propia tierra”. “Y yo os tomare de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país. … Habitaréis la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios”. (Ezequiel 36: 24, 28) Nuevamente, Ezequiel profetiza: “ Esto dice el Señor: He aquí, tomaré a los hijos de Israel de todas las naciones en donde han estado, y los reuniré de todos lados, y los traeré a su propia tierra. Jeremías añade: “No obstante, he aquí vienen días, dice Jehová, en que no se dirá más: Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de tierra de Egipto; 15sino: Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte, y de todas las tierras a donde los había arrojado; y los volveré a su tierra, la cual di a sus padres.” (Jeremías16:14-15) Finalmente, este reencuentro con nuestra propia tierra será mayor que el éxodo de Egipto!!!

Verdad #9. En su Palabra profética, Dios llama a esta tierra restaurada “Israel” no “Palestina”. “Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel.” Ezequiel 37:12 El Nombre “Palestina” (Palestine en Inglés) proviene del nombre Filisteos (Philistines en inglés), los antiguos enemigos del pueblo judío. La palabra Palestina fue el nombre despectivo dado a la tierra de Israel por los romanos después que ellos nos conquistaron. Pero a través de la Palabra de Dios, esta tierra siempre se ha llamado Israel, nunca Palestina.

Verdad #10. Dios nos dice a través del profeta Ezequiel, que esta tierra es específicamente reservada para el pueblo judío. “Mas vosotros, oh montes de Israel, daréis vuestras ramas, y llevaréis vuestro fruto para mi pueblo Israel; porque cerca están para venir. 9Porque he aquí, yo estoy por vosotros, y a vosotros me volveré, y seréis labrados y sembrados. 10Y haré multiplicar sobre vosotros hombres, a toda la casa de Israel, toda ella; y las ciudades serán habitadas, y edificadas las ruinas. (Ezequiel 36: 8-10)

 Hace 2500 años Ezequiel nos dijo que en los últimos días el pueblo judío sería restaurado a nuestra tierra. La tierra empezaría a prosperar y el pueblo judío se multiplicaría grandemente. En el siglo pasado, estas palabras proféticas ya han empezado a cumplirse. A inicios de 1880, este regreso profético hacia Israel, se ha incrementado y ahora hay mas de cuatro y medio millones de judíos en Israel que han retornado de mas de 70 países alrededor del mundo.

Verdad #11. Hace dos mil quinientos años, el Señor nos dijo que los judíos que regresaran a la tierra prometida, provocarían una reacción en los vecinos de Israel. “Así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto el enemigo dijo de vosotros: ¡Ea! También las alturas eternas nos han sido dadas por heredad; 3profetiza, por tanto, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto os asolaron y os tragaron de todas partes, para que fueseis heredad de las otras naciones, y se os ha hecho caer en boca de habladores y ser el oprobio de los pueblos, 4por tanto, montes de Israel, oíd palabra de Jehová el Señor: Así ha dicho Jehová el Señor a los montes y a los collados, a los arroyos y a los valles, a las ruinas y asolamientos y a las ciudades desamparadas, que fueron puestas por botín y escarnio de las otras naciones alrededor; 5por eso, así ha dicho Jehová el Señor: He hablado por cierto en el fuego de mi celo contra las demás naciones, y contra todo Edom, que se disputaron mi tierra por heredad con alegría, de todo corazón y con enconamiento de ánimo, para que sus expulsados fuesen presa suya. (Ezequiel 36:2-5) Aún así, las naciones que rodean Israel, reclamarían posesión de la tierra de Israel para ellos mismos, y tratarían de expulsar a los habitantes legítimos judíos. Dios repudia los reclamos de estas naciones. Aunque la mayoría del pueblo judío fue temporalmente exiliado de la tierra, (siempre ha habido un remanente de judíos que han permanecido en Israel) esto no le da el derecho a nadie de reclamar la tierra de Israel. Si un dueño de tierras tiene algunos mayordomos malos, que ha expulsado de su propiedad, el no espera que nadie mas entre a su tierra vacante y reclame que es de él. Dios es el propietario de la tierra de Israel, y la mayoría del pueblo judío fué mal mayordomo. Dios temporalmente nos ha expulsado de la tierra. Esto no le da el derecho a los Romanos, Bizantinos, Los Cruzados, los Otomanos, o los Arabes el derecho de reclamar la Tierra Santa de Dios para ellos mismos.

Verdad # 12. Dios juzgará severamente a cualquiera que reclame esta Tierra especial para sí mismo. “Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén,reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra” (Joel 3: 1-2) Cuando el Mesías regrese, la fortuna del pueblo judío será restaurada, y las naciones serán convocadas a Jerusalén, donde serán juzgadas por haber dispersado al pueblo judío, y dividido nuestra tierra.

Verdad #13. Eventualmente este conflicto sobre la tierra de Israel involucrará al mundo entero. En Zacarías 12: 2-3, escrito en el siglo sexto antes de Cristo, el profeta predijo: “He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor (Las naciones reaccionaran contra el pueblo judío por su retorno, con una conducta irracional) contra Judá, en el sitio contra Jerusalén. 3Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella.” (Los vecinos Islámicos de Israel querrán destruir a la odiada “Entidad Sionista”. El punto de vista Islámico insiste que el Estado Judío en el Medio Oriente Musulmán es desde su existencia un insulto a Alá y al Islam, que tiene que ser destruido) Todo aquel que se levante será severamente lastimado (Las naciones del mundo serán arrastradas a este conflicto, y unidas para expulsar a la presencia Judía de Jerusalén. Sin embargo, ellas descubrirán que remover al pueblo Judío de nuestra tierra traerá a cada nación una desgracia nacional) “Y todas las naciones de la tierra serán reunidas contra ella”. (Estas naciones unidas emprenderán la ultima guerra mundial en el Medio Oriente, y se centrará alrededor de Jerusalén) Es maravilloso ver el mismo escenario que el profeta declaró tiempo atrás, formándose delante de nuestros propios ojos.

Verdad # 14. Este es un tiempo de gran tribulación para el pueblo judío, pero seremos liberados de forma milagrosa de el. “¡Ah, cuán grande es aquel día! Tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado.”( Jeremías 30:7) Los fuegos del Antisemitismo alcanzarán su punto más ardiente en un futuro cercano, pero con la ayuda de Dios, pasaremos del fuego a un tiempo de salvación sin paralelo. Hay una sola forma de que los antisemitas del mundo puedan destruir al pueblo Judío, y el Señor nos dice como. Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas; Jehová de los ejércitos es su nombre: 36Si faltaren estas leyes delante de mí, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mí eternamente. Así ha dicho Jehová: Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra, también yo desecharé toda la descendencia de Israel por todo lo que hicieron, dice Jehová.” (Jeremías 31: 35-37) Para destruir al pueblo Judío, todos los Antisemitistas necesitan cambiar el curso del sol, la luna y las estrellas. También necesitan aplacar a los majestuosos océanos para que no tengan ninguna ola. Enseguida, ellos deben de preparar una expedición rumbo a los límites mas lejanos de la creación y medir la circunferencia del universo. Finalmente, deben preparar otro viaje al centro de la tierra. Será entonces y solo entonces cuando esto suceda que ellos tendrán todo el poder de destruir a los hijos de Israel.

Conclusión

Si tu eres cristiano, necesitas arrpentirte de todo antisemitismo. En el área de la teología, necesitas repudiar la “doctrina de el reemplazo”, esta doctrina errónea de que Dios ha terminado con su pueblo Judío, y ha reemplazado a Israel con la Iglesia. A través del Profeta Jeremías somos amonestados por tener una teología que niega el futuro de Israel como Nación. “¿No has echado de ver lo que habla este pueblo, diciendo: Dos familias que Jehová escogiera ha desechado? Y han tenido en poco a mi pueblo, hasta no tenerlo más por nación. 25Así ha dicho Jehová: Si no permanece mi pacto con el día y la noche, si yo no he puesto las leyes del cielo y la tierra, 26también desecharé la descendencia de Jacob, y de David mi siervo, para no tomar de su descendencia quien sea señor sobre la posteridad de Abraham, de Isaac y de Jacob. Porque haré volver sus cautivos, y tendré de ellos misericordia. (Jeremías 33: 24-26 ) Nadie puede enseñar o creer que el pueblo Judío se ha perdido, destruído, remplazado, substituído, echado a un lado permanentemente, o puesto eternamente en exilio de nuestra tierra. Si tu eres cristiano, necesitas defender a Israel, y apoyar a Israel siempre que sea posible. Necesitas orar por la Paz de Jerusalén, pedirle a Dios que envíe al Mesías de regreso al trono de David a reinar desde Jerusalén. Nunca habrá paz en el medio Oriente, o en el Planeta Tierra, hasta que el Mesías reine sobre Jerusalén sobre un Israel restaurado, poblado por Judíos Mesiánicos. Necesitas apoyar ministerios que alcancen al pueblo Judío a través del la Palabra de las buenas nuevas del Mesías. Debes apoyar aquellas organizaciones que no solo bendicen a Israel, sino que también tienen el propósito de traernos las Buenas Nuevas.

By |2017-01-30T21:44:48+00:00December 13th, 2012|Categories: Spanish|Tags: |Comments Off on 14 Verdades Que Todos Deberian Saber Acerca De Israel

About the Author:

Rabbi Loren Jacobs is the senior rabbi and founder of “Congregation Shema Yisrael” (which means “Hear O Israel”). Congregation Shema Yisrael is a Messianic synagogue which was started in 1986 when Rabbi Loren and his wife Martha moved to Michigan to proclaim the Good News about the Messiah to the Jewish people living in the metro Detroit area.Rabbi Loren was raised in a Jewish home in the Chicago area, and became a Messianic Jew in 1975. He graduated from Moody Bible Institute’s Jewish Studies program in 1979 and received a Bachelor’s degree in Biblical Literature from Northeastern Bible College in New Jersey in 1986. His wife Martha is a fifth generation Messianic Jew, which is quite unusual. They have two adult children and two grandchildren.